6.5.13

Kim Kardashian's Pregnancy Style: Love or Hate?



¿Qué estilo de celebridades no soportan en los últimos días?, Ah, sí, el post no tiene nada que ver con el hambre mundial, como para quienes atribuyen estos flagelos única y exclusivamente a la moda. 
________________________________________
Por: Isabel Riascos. Economist | Fashion Blogger, Writer & Consultant | @pepamariablog



Una foto que circula ampliamente en redes sociales de Kim Kardashian, quien en días pasados adoptó la tendencia B&W y al lado hicieron una burla con shamu la ballena, admito me reí al verla, vaya creatividad, y a pesar de que ya saturan los Kardashian por todo lado, llevamos 6 años desde que esta familia irrumpió en la cultura pop y se convirtió en el placer culposo de  la tv, o sea, tv-basura que sabemos no sirve, pero vemos. 

Aunque las tres hermanas proyectan un sentido del estilo distinto, El de Kim es el que más ha dado de que hablar. Me inclino Khloe-team por su personalidad, real y sin poses, y en cuestiones de moda me voy más hacia Kourtney-Team por su aproximación vanguardista y con garbo. Sin embargo, me cuesta asimilar que es lo que pasa con el pseudo-estilo últimamente de Kim, quien solía ser por decirlo así: La Queen Kay!, y hasta mi favorita algún tiempo, hasta que empezó a rayar en lo chabacano/ostentoso/exagerado.

El punto es, que la más famosa de las Kardashian, ha creado un frenesí de nuevo y es por lo que se pone últimamente durante su publicado embarazo, y no por cuan bien se ve, muy opuesto al otro embarazo más famoso y esperado del año por supuesto, el de Kate Middleton. Compararlas es imposible, sería una pelea de tigre con burro amarrado, un ring: Flashy Vs Classy, donde lo único que tienen en común es la atención de los medios.



Ante esta imagen que parodia el estilo y figura de Kim con el de la ballena que circula ámpliamente en redes admito me reí pero destruyó por completo  mi recuerdo de peque conociendo a Shamu.


Frenesí que impacta, porque no se puede olvidar que era una mujer que solía conjugar muy bien el verbo MODA, muy consistente y sólida (lo cual es fundamental en el estilo de una celebridad o alguien que maneje una imagen pública), salía victoriosa con su figura de antropometría latina a pesar de ser armenia, marcando así un estereotipo para todas las mujeres que tenemos curvas y pelo negro en el siglo XXI, un hit para la belleza latina, sin omitir el caos en el far-far-middle east, y el resto del mundo. 


Cualquiera pensaría que una mujer con una cara y curvas tan atractivas (sin olvidar su chequera), que tiene acceso a los mejores hair & make up artists y casas de moda en el mundo entero, jamás podría lucir fatal. Esos días parecen estar en el olvido desde que se cruzó Kanye por su camino. Y es que hay novios que nos suben de peso  o  en el peor de los casos nos cohíben el estilo (y para estos últimos digo: NEXT), pero ¿para los que nos hacen lucir así de mal? no hay derecho?  (Un mega-NEXT). 

Aunque ella lo niegue, es claro y notorio que la estrafalaria personalidad de Mr. Golddigger ha incidido negativamente en el vestuario de Kim, en parte en el afán de brillar como una pareja de oro, pero vamos, no nos volvamos tan mediáticos.  Sin embargo, para los que se dejan seducir solo por el dinero y creen que esto los hace persona, y les compra el estilo por allí derecho, el buen gusto se manifiesta o no con o sin flash enfrente, con la billetera gruesa o pelada.



Kim en un innecesario afán de ostentar numeritos de pasarela antes que todas las celebridades, estar siempre lista para la foto ante los cientos de paparazis que la persiguen se ha ido al abismo y ya no conjuga la palabra MODA tan fácilmente como lo solía hacer. En parte porque cuando uno compra un look de pasarela (a menos que tu cuerpo sea el de la mismísima 'Campbell') debe uno ir al diseñador y adaptarlo como mejor nos convenga, largo color, etc. esperamos mínimo 15 días (en el mejor de los casos) o muchos más de un ms, siendo realista y lo tenemos en nuestra casa, con nuestras medidas. No salimos directamente del desfile, Hey Karl, dame este look y así nos vamos a la calle, los looks no lucen igual que en la pasarela, en nuestro cuerpo, NUNCA  Solo sé, que, una vez más, queda comprobado, que el dinero NO compra el estilo. Big Fail $$$!


Dejando eso de lado por un momento, algo que perturba al hombre desde que es hombre, y lo seguimos negando, es: El poder de la imagen. Y el vestuario influye mucho en eso. Si bien es cierto, todos pasamos por fases en las que nos detenemos un segundo y vemos atrás nuestras fotos o estilo y decimos #Virgen Santa: ¿cómo diablos me puse esto? y, si no te ha pasado, es porque 1ro. NO eres realmente fashionista o 2do. Probablemente no has evolucionado tu estilo en los últimos 20 años y tristemente sigues cómodamente atrapado en este. El caso es, que con el poder de unas chispas mágicas de estilo esto se puede superar.

Pero, ¿a dónde fue a parar el poder de la imagen que solía tener Kim Kardashian que la hace hoy la comidilla por su embarazoso estilo? Hollywood no perdona, olvida, pero no perdona. 








El estilo que Kim Kardashian ha decidido adoptar en los últimos meses, refleja una alta insistencia en lucir a gritos costosos ensambles que dan de que hablar, no tanto por lo feos, porque hay algunos numeritos que se salvan, sino por cómo le quedanAh, no es la prenda es el gancho!.  


Es una mujer muy pequeña y muy voluptuosa, lógico que si vives tan pendiente de tu imagen, al subir tanto de peso hay que manejar las proporciones de tu busto, cadera y creciente vientre con ojo clínico. La prensa la despedaza porque es claro y notorio que ella vive consumida en su imagen y es su principal aporte financiero. No seré la última en manifestar un sentido y profundo #Pésame ante su estilo últimamente.  



Ah, Gran diferencia.


Sin embargo, en un intento de solidaridad de género con ella y por los días en que me agradaba su estilo, me atrevo a afirmar que cuando uno luce consistentemente así de mal, en realidad se siente muy mal (por dentro), está pasando un periodo difícil o algo nos desconecta del amor propio. A mí me ha pasado, a ti te ha pasado, nadie sabe lo de nadie, solo pretendemos saber y juzgar por lo que vemos, el hombre es una criatura que come mucho de ojo, lo sabemos. Y no respiren triunfantes que a todos nos pasa en algún momento de nuestras vidas, todos caemos en ello, y si no, estas mintiéndote. Batallas estilísticas personales que debemos afrontar y enfrentar, está bien errar, experimentar, pero es mejor recapacitar. Arriesgarse es mejor que no hacerlo, no solo en el estilo, sino para todo en la vida.

El problema con Kim es que parece que no arriesga sino que es ya su nueva filosofía de estilo por tan seguidos desaciertos, y cuando uno abre su vida privada tan ampliamente a  los ojos del mundo como los Kardashian, un frenesí estilístico que ha dado un giro del 360 grados por parte de Kim, se puede llegar a entender como una acrobacia publicitaria de los de Hollywood para cambiar rápidamente su bombardeado y también lucrativamente ridículo matrimonio que duró 72-días (hábiles). No obstante, se le puede dar el beneficio de la duda, y creer que la Kim que un día sedujo en materias de estilo algún día retornará, aja,  muy probablemente tres meses después de dar a luz, con una jugosa portada pagada. He de pensar que su ostentoso y estridente matrimonio le afectó también las neuronas del estilo. 

Y el estilo, deben saber, nace del espíritu, y si nos sentimos mal, así nos proyectamos, por eso requiere de mucha fuerza interna levantarse y tratar de lucir bien todos los días, más que por el entorno, por uno mismo, caemos en un abismo sin darnos cuenta, y el poder de la imagen nos afecta en todos nuestros campos de acción, seas o no una celebridad. No en vano, desde nuestras posibilidades, gastamos dinero, tiempo y atención en ello. 

En la cultura pop,  un  desmedido delirio mediático de 'Character assassination' (algo así como asesinar la reputación de alguien notorio) es más positivo y lucrativo para ciertas 'celebridades'. Porque augura el aclamado y financieramente jugoso ''Come-Back'' por parte de su base de fanáticos  El típico caso, recupere mi peso, anduve súper fea, mal puesta por las calles, pero  3- 4 meses después de dar a luz, las revistas corren a pagar millonarias sumas de dólares por las fotos y compartirle los secretos a la clase media de como recupere mi cuerpo y mi estilo. O el caso Britney-Spears, de Princesa del pop a Reina del White trash americano, es el mejor y más lucrativo come-back de todos los tiempos. 





Hollywood aclama hoy el regreso de Lindsay Lohan, que si no se da ese come-back será el funeral más visto de todos los tiempos después del de Jackson si ella no logra regresar a sus carriles, esperemos lo mejor. Pues bien, todo parece dejarlos contentos al final del día con sus chequeras más gordas, un desliz estilístico que saben no puede durarles por mucho tiempo, no está de más para mantenerse relevante como otra de las gracias de los de Hollywood-Land.






Retomando otros enfoques del estilo, los de carácter mas emocional, para un humano cualquiera, llámese Kim Kardashian o Pepita Pérez, hay una relación directamente proporcional entre la forma en que nos vestimos y nos proyectamos al mundo con la forma en que nos sentimos. Puedes sentirte mal un día, meses y en el peor de los casos por años y eso lo reflejará tu estilo. 

Hablando de estilo, no se puede evitar recordar a la mujer creadora de un estilo que ha trascendido e imperado década tras década, Coco Chanel. Le admiro por la Coco que hay detrás y antes de Chanel, una mujer que se reinventó a sí misma, que enfrentó los tristes designios de su padre para con ella y su madre, y que salió victoriosa solo con su esencia  de mujer empoderada de sí misma, de las primeras grandes empresarias de moda del siglo XX, por no decir la primera. Algo que me resulta maravilloso para un entorno social profundamente machista, el cual supo vencer. 

Ella explicaba en una entrevista, que no podía lidiar con dos cosas: la vulgaridad, ni con la mujer que no se arregla ni siquiera un poco. Palabras que pegan ácido en los que solo automáticamente la toman como narcisismo, pero seguramente son los mismos que no saldrían a la calle en rulos y en pijamas a tomar el metro para ir muy felices al trabajo. También afirmaba, que para una mujer, ya es muy difícil enfrentar un mundo dominado por hombres, pero le sería más difícil enfrentarlo mal  vestida, donde por una minifalda nos tildan de vulgar, o sin ellas no nos conquistan por tildarnos de monjas.

La invitación en sus palabras esta más que clara, arréglate, así sea un poco. Estresada o deprimida... pero bien vestida. Probablemente ese día que decidas no arreglarte tengas una cita con el destino y habrás querido lucir mejor. Palabras que ponemos debajo de la alfombra para no parecer egocéntricos, materialistas o narcisistas y créanme en cada uno de ustedes dejo un poco de ello su Dios. Todos queremos lucir bien.

Ah, lucir bien. Vestirse bien, no implica ni traduce automáticamente derrochar dinero, menos en este siglo de la imperante moda democrática  El gusto nace con la persona, sí, pero se puede perfilar y pulir a lo largo de tu vida, todo depende tu grado de decantación por lo feo o lo bello. En la moda es muy sencillo, ir por lo clásico con unos toques de tendencia te resultará más divertido bien sea para tu universidad, trabajo o cualquier parte. 

Abanderada del mitico del negro adelgaza, ha exagerado, en una etapa donde la luz y  los colores son mas que bienvenidos, pero lo que no concuerda es lucir tan flashy o agresivo, en una etapa tan romántica, noble y tierna de tu vida. Uno no puede seguir vistiendo como si se va al club.



Es más, cuando estas en embarazo y no quieres renunciar a tu sentido de estilo, entras en una gran limitante, porque muy bien por la mujer que no sube mucho de peso, pero la mayoría nos enfrentamos o enfrentaremos a subir más de 20 kg, siendo este el caso debes hacer dieta y ejercicio desde el día en que te enteras, una dieta sana para ti y mucho más para tu bebé. en esta alteración de las hormonas en que nos volvemos unos monstruos mas insoportables que nunca, no sabremos manejar el estilo, más de primerizas y caeremos en la desesperación que pasa cuando subimos de peso como nunca antes en nuestras vidas y eso tal vez le ha pasado a Kim Kardashian. Se ha vuelto víctima de un exceso de derroches estilísticos que solo raya en lo ordinario por tratar de responder a la presión social.




No comments.



Insisto, si bien nos encanta derrochar a veces en lujos, la plata no nos compra el estilo, y no hay derecho para lucir así de agresivo durante un embarazo, lucir como una bomba sexy con toques ordinarios no tiene nada de interesante durante un embarazo, respeta a la criatura que llevas en tu vientre, ahora no lo tomemos como vestir solo de rosado y con hábitos de pies a cabeza. Pero el embarazo mágicamente le da cierto brillo a la mujer, y a la menos agraciad ala pone atractiva o la proyecta más bonita, por eso no hay derecho a transmitir una imagen tan grotesca, mostrando los senos, el trasero con transparencias que bien podremos usar después de dar a luz cuando volvamos a la normalidad para recuperar la pasión con el esposo o novio por ejemplo. 







Tampoco asimilo por qué su estilo grita 'odio afrontar que subo de peso', 'quiero lucir prendas costosas y de alta costura porque eso le dará nivel a mi embarazo' y ''mejor me forro y hago que los vestidos se arruguen y me aprieten el vientre y el derriere para NO perder mi status de bomba-sexy'' y al final luce como un verdadero ''HOT-MESSS!''.

Enfrentar un embarazo debe ser algo, nada fácil desde cualquier punto de vista, en  este caso el estilístico, difícil por el cambio de nuestra figura, las hormonas se enloquecen, nos crea cuadros depresivos y mil cosas, sin embargo, su hermana Kourtney es lo opuesto, y se lleva mi estrella en estilo materno: juvenil, sexy y sobre todo chic.

 




Kim por su parte, parece estar forzándose en acabar con su billetera, entrando en numeritos couture (y menos cuando se sube de peso) y ha fallado, y, la cara de Kanye en sus fotos tampoco miente, él ciertamente influye en sus desaciertos estilismos últimamente. 

Siempre que me consultan algo de estilo-embarazo, les digo con sinceridad, si eres Joven ve por una guía Kourtney Kardashian, si eres adulta mayor ve por una Jackie Kennedy-O. Acepta y mentalízate que tu figura va a cambiar y que debes renunciar a ella por un buen tiempo para darle paso a ese maravilloso ser, lo cual no es fácil pero requiere tener los ovarios bien puestos y los pies en la tierra, no es el fin del mundo, o sino mira a tu mamá, ella será tu mejor espejo y sabrás como la fase te afectará tal vez a ti. 

Por más vanidosas que seamos, la vanidad es un estado mental muy alejado del tamaño de nuestro guardarropas y puedes hacer del embarazo tu mejor fase estilística también,  incluso si subes demasiado de peso, hoy en día hay infinidad de formas de afrontar el embarazo para combatir los cambios físicos, psicológicos  y/o emocionales que tanto afectan a la mujer, infórmate. 

Otros #pepaTips, si sabes que eres propensa a subir mucho de peso, baja de peso antes de embarazarte o si te toma por sorpresa has una dieta sana y mucho ejercicio. Guarda ese vestido sexy que llevabas en tus mejores días para que no te tortures a diario cuando abras el closet, lee mucho y guíate por mujeres que te hayan parecido llevaron el embarazo regiamente sin desfase alguno. Por lo menos es el plan que pienso seguir paro combatir eso que nos afecta a todas si llego a tener la fortuna de tener unos glam-babies!

Para cerrar me despido con uno de mis 2 de 100 estilismos de Kim durante su embarazo que se ha ganado mi atención positivamente. Ojalá se enfocara en este tipo de looks más seguido. Parece una mamá-futura que le gusta la moda, elegante y chispeante. Y mucho mas joven.





Hasta la próxima, X Pm | En twitter soy: @pepamariablog

 ----

Mini English Post, Im sorry guys Im really sick in bed today.

To sum it up, Celebrities's style I can't figure it out lately? Well, Kim Kadashiar, #Sorry but I really can't help it, Kim and her baby-weight are all over the news, not least her TERRIBLE babymama-sense of style, Jeeeesus ask Kourtney!, she's too small for some of the most of all couture outfits she's trying to pull off lately. Kanye maybe made her goes bananas for sure, she just seem to be so lost and desparate to fit intobaby- her weight in couture, not able to loose the sex-bomb for a while, and it's a BIG fail ''hunny''! There's no excuse to look this bad when you are going thru one of the most beautiful and wonderfull experiences a woman can feel: Pregnancy, So in this order, if you are a young mama-to-be find style-guides like Kourtney Kardashian for example. On the other hand, if you are an adult-woman go for the classiest way and try to pull some Jackie Kennedy-O ensambles off. Betweeen this two options find your very own style, enjoy your pregnancy and DO NOT go bananas, in other way, you'll look lie the  tackiest mom-to-be on streets! Style it's not a matter of money, is a matter of eyes.

 X Pm | On twitter: @pepamariablog


3 comentarios: