31.8.16

Moda, Lujo y Democracia: La Era del Plagio


Si bien la moda ya es un fenómeno completamente democratizado y nadie va a inventar la camisa o el pantalón, ¿hasta qué punto es ético plagiar el estilístico de otro diseñador?




Foto: criolloglam.com Colombiamoda 2016.

Seré breve. Ese fue precisamente uno de los interrogantes que nos ha dejado #Colombiamoda2016, ¿hacia donde va la creación colombiana si no se detiene el fusilaje?, más allá de escandalizarnos y entendiendo que la inspiración es un manifiesto natural de la admiración por lo que otro hace, hay una delgada linea entre inspirarse y copiar por completo. El caso de Erikó no ha sido el primero ni será el ultimo pues el plagio en la moda esta a la orden del día ya que es un negocio lucrativo y todos desean ser parte de la corriente estilística del momento.

Es un tema delicado cuando los abogados de moda apenas se están formando en países cuyos mercados de moda son desarrollados e inciden notablemente en el producto interno bruto de países como Estados Unidos, Inglaterra, Francia o Italia.